WELCOME

martes, 8 de noviembre de 2011

el secreto de la vida.

Olvidarnos de los límites, superar el infinito y todo lo que venga después de él. Despertarnos cada mañana con ganas de comernos el mundo, despertar con ganas, con ganas de vivir cada minuto, cada segundo de la vida. Poner las cartas sobre la mesa y olvidarnos de los miedos  que nos atormentan. Aprender que a veces hay que tocar fondo para después no parar de subir y subir. Resurgir de nuestras cenizas y aspirar cada día a un poquito más. Puede que nos caigamos muchas veces, que no lleguemos a lo que esperábamos, que no demos la talla, pero no importa, lo que realmente importa es saber recomponerse de cada caída, levantarse y sacudirse el polvo, día tras día. Quizás ese sea el secreto de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario