WELCOME

viernes, 14 de octubre de 2011

 Nos cruzamos en el botellón y no te acercas a decirme nada. Es oficial, estamos reñidos. Ahora me toca elegir, ¿paso de ti hasta que se te pase o intento arreglarlo?. Eres demasiado importante, aunque en mi mente me diga que voy a pasarlo de puta madre esta noche, voy a estar toda la noche preocupada... intentaré arreglarlo....
¿Te llamo, te mando un mensaje o intento buscarte, aunque tardaré 2 horas? Te llamo, no me lo coges, te mando un sms preguntándote qué te pasa y por qué no me lo coges... no respondes. Yo sigo con mis amigas, pero preocupada, no me siento agusto, como si tuviera una losa que me impide bailar...me voy a casa. Sigo comiéndome la cabeza....
Al día siguiente no te contestas al Tuenti, y yo sigo preocupada...¿y si va en serio? ¿y si fuera un enfado definitivo...? Le pregunto a tu amigo, y me dice que no me ralle....por supuesto yo sigo rallada. Te mando un privado, me estoy empezando a enfadar. No me merezco que me ignores de esta manera, quiero hablar contigo, y la vamos a tener, no he hecho nada para que estés así...
Después de tres días decido cogerte por sorpresa cuando estás con tus amigos, vamos a hablar quieras o no... vamos a dejar las cosas claras...¿quién te crees que eres para tratarme así? Te encuentro y hablamos. Primero te pido que me expliques por qué te has enfadado... ¿que me veías muy asquerosa últimamente...? ¿eso es motivo para tenerme preocupada tres días, pensando que te perdía, lamentándome a todas horas...? Estoy muy enfadada....pero, no se que tienen tus ojos verdes, tu cara de niño, tus palabras... que mas da, olvidémoslo todo y abrázame...
Una historia mas en la que él hace su vida mientras ella está rallada y preocupada por él...¿es el amor o simplemente somos tontas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario