WELCOME

domingo, 16 de octubre de 2011


Un subidón de adrenalina, pedir un deseo a alguna estrella fugaz, el significado de alguna mirada, hablar con tu mejor amiga horas por teléfono y que tu madre quiera matarte por la factura, comerte la nocilla a cucharadas, algún encuentro esperado o inesperado, cojer la lista de canciones de tu vida y cantar todas y cada una de sus letras, tener la garganta afónica después del concierto de tu vida, todas y cada una de las palabras que te dijo y las que no, las miles de historias que escribiste sobre tu almohada y todas las almohadas que cayeron de tu cama por que molestaban, el color de determinados ojos y el olor de pocas personas, respirar y llevarte el mundo por delante, el momento de la acción, del suceso o del momento, decir alguna mentira y tapar alguna verdad, reunir los trocitos de ilusiones y sueños, los celos absurdos, reírte hasta quedarte sin aire y que te duela la tripa, llorar de felicidad y sonreír por que sí, un arrebato de sinceridad y un momento de locura, cerrar los ojos y soñar despierta, el tacto de una caricia, llevar la razón por que quieres y no ceder ni un poquito, correr por la orilla del mar y alguna noche dormirte en la arena con alguna botella de ron de caramelo, cantar todas las canciones en inglés sin saber siquiera la jodida letra, bailar hasta que te estén matando los pies, que te dediquen una canción seguida de otra mejor, " te quiero's " susurrados, muy bajitos... soltarlo todo y no arrepentirte de nada, fumarte el mundo liado en un papel de sueños sintiendo cada calada, contar estrellas y que te regalen alguna, estar en el lugar adecuado y en el momento justo, y sobre todo, un beso fugazmente robado
Y si en algún momento te preguntas de que sirve seguir en este mundo, tan solo piensa el hecho de vivir estas y millones mas de sensaciones, sin duda alguna, merecen la pena, y que vivirlas, solo las podrás vivir tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario