WELCOME

lunes, 31 de octubre de 2011

Ahora.. soy feliz.

Me siento bien, no te digo que no recuerdo con añoranza muchos de esos momentos pero no tengo necesidad de repetir ninguno. Estoy orgullosa de no tener que llamarte, ni necesitarte todos los días. Nosé como finalmente cuando menos me lo propuse dejaste de importarme. No te tengo rencor, he olvidado cada mal momento por ti, se me ha olvidado que se sentía cuando estaba enamorada. Te veo como a un completo desconocido. Nunca me había sentido igual. Soy feliz cada día, no hay nada que me atormente a todas horas, ni tampoco nadie que me haga saltar de felicidad. Vivo una vida tranquila. Disfruto mis momentos y no me centro demasiado en nadie. Todo me importa y me da igual a la vez. De verdad no sabes lo bien que me sentido conmigo misma por haber terminado de subir tu escalera, por haber pasado la página de tu historia. Respecto a tu vida, nose qué es de ti, pero ella me parece enormemente patética, inmadura y muy subidita para ser las dos cosas anteriores. Y no, no te mereces algo mejor, te mereces eso. Y no, no es que te vaya bien con ella y dureis mucho...es ahora te jodes y te la quedas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario